| | | | | | | | |

Novela: Planeta de Cristal

2 de junio de 2014


Sinopsis:



Han pasado muchos años. El mundo está destruido. Las civiles se mueren de hambre. El Régimen; la nueva autoridad que gobierna y controla la Población Civil sólo se encarga de alimentarlos escasamente y torturarlos hasta la muerte. Las enfermedades y la escasez de los alimentos arrasan con las vidas humanas. No existe la democracia, no existen los árboles, nunca nadie jamás volvió a ver el sol y la luna. El Régimen los controla. El miedo los controla. Amberley Steve lo sabe perfectamente. Lo único que ha hecho por años fue conseguir comida para alimentar a su familia. Lo único que más le importa en la vida. Hace todo lo posible para alejarlos del peligro que los acecha.Y lo peor de todo es que ella pertenece a algo que se supone que estaba extinto.Una enfermedad. Una enfermedad amenazante.Y quienes tenían esta enfermedad tenían poderes psíquicos y quinéticos. Se suponía que las anomalías estaban extintas. Se suponía que la enfermedad ya no existía, que los habían matado a todos. Amberley sabe perfectamente que no es así.Porque ella es una anomalía.Y el Régimen no tardará en enterarse. Amberley está en peligro. Y su familia también.
Y ella está harta de vivir de esta manera. 




¡Hola mi gente hermosa! Hoy les traigo una noticia increíble, que estuve preparando hace siete meses aproximadamente (sí, y bien contados). Como verán en el principio de la entrada, es una novela. ¡Una novela que escribí hace muy poco! ¡Sí!
Y les traigo la portada y la sinopsis oficial, y como si fuera poco, les voy a permitir que lean el primer capítulo para quienes estén interesados sepan más sobre esta historia nueva.
La novela es gratuita, si bien hasta ahora no estoy segura si publicarlo con alguna editorial (ya que soy nueva en esto, soy escritora novele) quiero compartirlo con todos ustedes para que lo disfruten y me apoyen en mi nueva obra escrita.
Quiero aclarar que no se van a encontrar con nada de lo usual, que no es una novela perfecta, ya que a pesar de que me dediqué toda la vida a escribir, es la primera vez que quiero lanzar una novela para que todos lean y reseñen. Seguro van a encontrar errores, pero es lo que hay.
Espero que les guste.

Primer capítulo


La historia comienza con un planeta de cristal, roto y reconstruido una y un millón de veces. Centenas de piezas de cristal, pegadas, reformadas una y otra vez. Una reconstrucción que continuaba haciéndose con el transcurso del tiempo, pero que fallaba en cada intento.

Las catástrofes naturales nos decían, siempre nos decían, que estábamos haciendo todo mal, que estábamos hiriendo a todos, arruinando nuestro propio hogar. Pero no los escuchábamos. No escuchábamos nada porque pensábamos que las cosas nunca iban a cambiar. Nos escondíamos de ellos, porque al llover, las personas corrían y se refugiaban de la lluvia como si fuera algo despreciable y repulsivo. Nadie se ponía debajo de la lluvia para leer las advertencias, las gotas frías y húmedas de nuestra realidad. Las gotas se leían, decían muchas cosas sobre tu vida, sobre tus errores cometidos y en la forma que nos arruinábamos a nosotros mismos. Decían que podíamos cambiar, que podíamos parar con esto. Pero no nos deteníamos y las cosas empeoraron. Los días soleados dejaron de ser una rutina. La gente apreciaba más el sol que la luna. Los tornados y los huracanes avanzaban, destruyendo absolutamente todo para que viéramos que esos éramos nosotros mismos, arrasábamos todas las cosas de nuestro propio entorno sin determinar las consecuencias, causando daño en cada paso que dábamos. Las nubes blancas sólo existieron hace muchos años y el cielo azul que tantos añoraban ya no se podía apreciar. Los cánticos celestiales de los pájaros fueron reemplazados por los gritos de dolor y de sufrimiento.
Las inundaciones nos decían que paráramos de llorar por cosas inútiles, y que lloráramos por nosotros mismos, por nuestra familia, por las personas que amábamos y no por simples caprichos. Nos decían muchas cosas. Las inundaciones eran como nosotros, ahogábamos a todos y no nos dábamos cuenta de ello. La sequía nos amenazaba también, y la sequía era como nosotros, tan fríos, secos, sin sentimientos, sin algo que apreciar, vacíos y sin nada.
Las catástrofes de la Tierra éramos nosotros mismos, todos éramos uno mismo y aún así los criticábamos. Nosotros somos lo que es, era y fue la Tierra. No importaba si era a nosotros mismos, la hipocresía y los prejuicios siempre estaban presentes. Presentes como el humo, como el sufrimiento eterno por nuestro planeta de cristal perdido y reconstruido equívocamente y nosotros, nosotros pensamos que todo iba a ir bien, pero no fue así.
Ni siquiera importaba si estaba bien, lo único que importaba éramos nosotros mismos y nadie más. Tal vez ni siquiera importaba uno mismo. No importaba nada, sólo la muerte.

Ni siquiera importaba vivir.

Cuando todos se dieron cuenta, ya era demasiado tarde. Ya nada existía. Ya nada era como antes. Las cosas que no se apreciaban ahora se anhelan, se buscan con desesperación y angustia.
El sol está oculto tras una gruesa capa de nubes grises. La luna sólo es una estela de luz en el cielo oscurecido. Los árboles y los pájaros son difíciles de encontrar, como el oro y la plata. Son cosas que antes encontrabas en todos lados pero que ahora no existe más. Todos lamentándonos por no apreciar lo que tuvimos y por dejar pasar las mejores oportunidades. Siempre echándonos la culpa de nuestro mundo destruyéndose a causa de nuestras acciones.

Lo peor de todo es que eso era verdad.

Gritos agonizantes y almas en pena viviendo en cuerpos falleciendo junto con la Tierra.


Pensamos que todo esto es lo que debíamos de pagar. Todo lo malo que habíamos hecho lo pagábamos de esta forma, pero parece que el precio de nuestras acciones no ha sido suficiente. Porque el descuido y la ignorancia causaron muchas cosas. Todo estuvo en descontrol, porque una nueva enfermedad comenzó arrasando con numerosas poblaciones.
 Una anomalía genética. Causada por la contaminación, la radiactividad, causada por cualquier cosa que alterara nuestra genética y nos hiciera siniestros y mortales. Todos pensaron que había una cura, que nuestros defectos físicos sólo eran insignificantes defectos y no a causa de nuestra mutación genética. Teníamos poderes psíquicos y quinéticos. Todos desesperaron. Todos pensaron que éste era nuestro fin y que las anomalías acabarían por destruir al mundo.

Pero no fue así. Las anomalías fueron expulsadas, desterradas, insultadas, asesinadas y torturadas por el Régimen y por la mayoría de la Población Civil. La mayoría de las anomalías eran inocentes y ni siquiera sabían que lo eran. Los poderes psíquicos y quinéticos podían matarte en un segundo pero sin embargo ellos no hacían nada en absoluto. No sabían cómo usar aquellas habilidades. Todas las anomalías fueron asesinadas con el transcurso del tiempo, años torturados y asesinados hasta que se supo sobre su extinción.

 Lo sé hasta ahora. Sé que su extinción es indefinida. Las anomalías continúan existiendo. Lo sé. Sé que se esconden de todos y que viven apartados de cualquier persona. Sé que se esconden como yo. Sé que están sufriendo y se arriesgan a seguir viviendo, tomar las riendas y las consecuencias que se continúan presentando en la vida.

Yo sé que las anomalías continúan existiendo, porque yo soy una de ellas.
Soy una anomalía. Y tengo tanto coraje. Nadie va a detenerme. No voy a ser un esclavo más. No me pueden mandar, controlar, hacerme una chica robótica con controles automáticos al escuchar voces autoritarias. No voy a ser un muñeco vudú, pinchado, magullado, golpeado sin piedad. No voy a ser una marioneta que les da risa a todos, que causa risa al Régimen.

 El Régimen nos prometió muchas cosas. Tantas cosas. Siempre nos prometieron cosas. Dijeron que iban a recoger las piezas de nuestro planeta, que las iban a reformar, rearmar, reorganizar correctamente para que no ocurrieran más catástrofes, para que la inseguridad se esfumara, como lo hicieron con nuestras esperanzas. Nos dijeron, nos prometieron arreglar nuestras vidas, nuestros mundos, nuestros problemas para una vida mejor, para un mundo mejor.

Pero no hicieron absolutamente nada.

Las promesas se esfumaron como las esperanzas de vivir. Los escombros, nuestra mugre, la destrucción y la basura están esparcidos en todas partes, en cada esquina. Tú no has visto a un niño desnutrido, tirado en el suelo y llorando, pidiéndote de comer. Tú no has visto a familias y centenares de personas llorando y buscando en dónde vivir. Tú no has visto a miles y miles de personas, en un frenesí de sufrimiento, capturados en sus propias casas, muriéndose de hambre, observando sus huesos sobresalir de la piel. Sin poder siquiera cambiar las cosas.

Y si lo has visto entonces sabes de lo que estoy hablando.
¿Cómo no puedes imaginarte millones de personas muriendo de sed, de hambre, de sufrimiento, de maltrato, de insuficiencia?

Se tenía fe pero nada nos demostraba que siguiéramos creyendo, que siguiéramos creyendo en alguien que se supone que nos ayudaba y que nos protegía. Yo sabía que estaba allí. Todos decían que se ausentó, que desapareció, que se dio cuenta de que nuestra raza no tenía arreglo y no pudo hacer más nada con nosotros más que dejarnos morir en nuestro propio pecado.

Todos éramos esclavos, cobardes, miedosos, angustiosos, cerrados y débiles.

Aunque estoy equivocada.

No todos éramos así, no todos estábamos ahogándonos en nuestro propio dolor porque nos quitaron todo para tenerlo para ellos, muy pocos obtienen lo que antes era nuestro, lo que antes recibíamos y nunca habíamos apreciado. Siempre pocos tuvieron mucho y muchos tuvieron poco. El Régimen controla todos aquellos que los traicionaron, los humillaron, lucharon contra ellos, manifestaron, revelaron, los que no tenían una moneda más para dar, los que no querían entregar a sus propios hijos para que formaran parte del Ejército y morir en las guerras.

Todo era así. Tan catastrófico. Tan anómalo. Tanta negligencia acumulada en un solo planeta.

 Ya nadie podía opinar, ya nadie puede hablar sobre lo que piensa y lo que siente. La democracia es un mito. El Régimen nos dictó sus nuevas leyes. Y todos debíamos obedecer.
Yo no era así. Yo no seguía todas las reglas, yo nunca les hice caso.
Destruyeron todo lo que éramos para volver a dar un nuevo comienzo. Un nuevo comienzo que sigue destruyéndonos lentamente directo hacia la muerte. Un nuevo comienzo para ellos mismos.
Todos somos esclavos. Todos eligieron volverse esclavos de un régimen que no quiere nada más que explotarlos por poder. Y nadie hizo nada. Quisieron luchar, pero se acobardaron por las armas que obtenían amenazando con matar a sus seres queridos y quitarles lo que más apreciaban en la vida. Y las cosas terminaron así. Puestas en las manos de personas que no tenían compasión por nadie más que por sí mismos. Por nadie más que el dinero y el poder. Nada más les importaba. Les daba igual que todos termináramos muriendo.

Pero eso estaba a punto de acabarse. Aquellos años de esclavitud, iban a acabarse. Aunque las cosas no se iban a terminar por que sí. Ya todos se habían rendido. Ya nadie quería seguir luchando. Quien luchaba; moría y así sucesivamente.

 Todavía me sorprende lo poco que sabíamos. Teníamos muchas cosas, descubrimos tantas cosas que pensamos que eso decía que lo sabíamos todo. Podíamos lograr milagros, creábamos cosas para nuestros beneficios, dábamos vida a simples cosas robóticas. Podíamos revivir a una persona, podíamos alargar el ciclo de una planta, podíamos inventar cosas que nos ayudaban y que nos mejoraban. Creábamos luces en el cielo, salíamos de nuestro planeta como si el exterior fuera otro país, controlábamos mucho más la tecnología, avanzábamos cada vez más y nuestra superioridad era tan innecesaria. Ni siquiera nos detuvimos a pensar que en realidad esto era el comienzo del saber y que en realidad no sabíamos absolutamente nada. Sabíamos muy poco, éramos muy ignorantes y eso nos encaminó a todo esto.

Pero el fin de todo esto existía. Y no me importaba si moría en el intento. Ahora sé quién soy y qué debo hacer. Las anomalías tenían poderes pero temían utilizarlas.

Yo era esa persona que persistía y que no se rendía. Yo hacía el cambio entre todos y devolvería la esperanza a cada una de las personas. Porque no todos se rendían y se tiraban al suelo para llorar y ahogarse de la angustia.
Yo iba a dar el primer paso para derrotarlos y obtener la libertar.

De mi familia. De todos. Tal vez la mía también.
Íbamos a recuperar lo que era, fue y es nuestro.



Si vas a reseñar la novela en tu blog por favor avisar a agustinaflora@hotmail.com con tu nombre, tu país y tu blog (o red social) o simplemente en un comentario abajo de la entrada. Por favor avisar cuando se suba alguna reseña del libro para que pueda verlo.

Si tienen más dudas, ya hay una reseña preciosa de El Mundo de papel ¡gracias a Fany por esta oportunidad! ¡estoy muy feliz! Click aquí para entrar.
¡Y también gracias a Tiny del blog Mi Mini Universo, con su pequeña reseña que me hizo muy feliz! 
Otras reseñas también como del blog Hapiness life, Tus sueños despegan en los libros y Baúl Literario. Gracias chicas, son lo más<3.

Descargar primer capítulo en pdf


"Planeta de cristal me hizo pensar mucho, me hizo reflexionar y apreciar ahora la cama que me sostiene, el agua que bebo y la comida que está a diario y sin falta sobre mi mesa. Es una historia conmovedora en donde una muchacha con un corazón de oro nos lleva de la mano a través de un mundo que se cae a pedazos. Un mundo que bien, si nosotros seguimos así, puede convertirse en el nuestro". -El Mundo de Papel.

"La protagonista transmite rabia, ira, vulnerabilidad, culpa, alegría, amor y tristeza con mucha facilidad. Y el hecho de que el amor exista en este mundo catastrófico me enterneció bastante" -Mi mini Universo


"Un mundo destruido por las catástrofes, gente muerta de hambre que decide luchar por conseguir algo mejor y unos personajes fuertes y bien creados". -Happiness life


Planeta de cristal


¡También ya disponible en goodreads!


¡Muchas gracias a todos! ¡Nos leemos!


"Sólo cuando el último árbol este muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, te darás cuenta que no puedes comer dinero."

12 comentarios :

  1. ¡Hola! Antes que nada: Muchísimas felicitaciones por este gran logro. Escribir no es nada fácil, pero tu has superado todos los obstáculos y has llegado a la meta. Este primer capítulo me ha gustado mucho y me ha dejado con ganas de más. Además, agrego que me agrada bastante el hecho de que hagas una verdadera distopía, porque esas que se ven tan comúnmente ahora y se hacen llamar de esa manera, no lo son. Se supone que este género es para crear una sociedad futurista ficticia donde las cosas vayan totalmente mal, y la finalidad del autor es hacer una crítica a un suceso que esté presente en la vida actual. Tú lo has hecho: haces una protesta por el maltrato que se le está haciendo al medio ambiente, una protesta a la raza humana que le teme a su Gobierno y se adapta a las crueles medidas, cuando no debería ser así.

    Me gustaría mucho poder leer el libro completo, y te deseo muchísimos éxitos con la promoción. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, me alegro que hay gente con suficientes ganas de crear sus obras y dedicarle tiempo y más aún intentar publicarlos por sí solos. Yo estoy con mis proyectos algo atascada por la universidad y estoy deseando que llegue verano. ¡Felicidades por este libro! Me gustaría leerlo, aunque creo que sería algo más adelante ya que ahora estoy hasta el cuello con todo… Así que ya me pondré en contacto contigo cuando tenga un ratillo ;) Una vez más enhorabuena, espero que sea tu primer gran éxito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por tu libro. Espero que te vaya genial y tengas mucho éxito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Muchas Felicidades !!!!! Que buena pinta!!! Me lo apunto!!!
    Enhorabuena guapa! Y a partir de ahora hacia adelante y a por todas!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho cómo escribes, Agus ^^. Por lo que he visto en este primer capítulo, tu novela es ciertamente una lectura para reflexionar, pero también promete una gran aventura :). Me gustaría leerlo :3.
    Muchos besos desde lecturasilenciosas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. ¡Muchísimas felicitaciones por este gran paso! He estado leyendo el primer capítulo y está buenísimo, no había visto nada parecido *.* Ahora estoy con la reseña pendiente de otra chica novel, pero cuando termine su libro te pido el tuyo de todas maneras *.* ¡Un beso y muchos éxitos!

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas felicidades por esta gran noticia!! La verdad que me has sorprendido mucho, con este primer capítulo! Me ha gustado mucho la forma de escribir, y sobre todo que sea una distopía!

    Un beso y mucha suerte!!^^

    ResponderEliminar
  8. Hola linda!
    Me has sorprendido mucho con tu novela, si que nos hace pensar mucho de lo que tenemos, muchas felicidades por el libro c:

    Saludos :3

    ResponderEliminar
  9. Tenía curiosidad por los ojos de Amber, recién pude ponerme con tú novela y he dedecir que ya llevo 100 páginas de un tirón, me está gustando mucho asique espero que siga así ^^
    Muchas gracias por darme la oportunidad de leerla <33

    ResponderEliminar
  10. Hola! te devuelvo la visita y decido quedarme. Prometo en estos días volver a pasarme para comentar algunas entradas que me gustaron. Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es hermoso que cultives una obra así, tan propia. Creo que de alguna forma con un libro suyo, u otro, más teniéndola.en un blog, la soledad se siente menos sola.
    Que una caricia, el cielo y las estrellas te inspiren para tus proximas entregas.

    ResponderEliminar
  12. Aww linda!! he estado ocupada, ;) pero ya me pongo con tu novela. Muchas gracias por confiar en mí. Pronto escribiré tu reseña. ^.^ Besitos!

    ResponderEliminar

Tus comentarios alimentan mi blog. Gracias por visitar, no te olvides de seguirme y avisarme si nos afiliamos. ¡Gracias por tu comentario!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar